En busca de Eleanor


Su mundo tan tranquilo, tan resignado, en que todo parece aceptación, monotonía,  silencio, recogimiento, es por el contrario aquel en que la rebelión contra la fatalidad es la más vehemente y la más obstinada.



Dedicatoria:


"Estas incógnitas me abruman. Soy capaz de analizar los acontecimientos una vez ocurridos, pero cuando la realidad me los enfrenta perentoria y brutalmente, no logro entonces abarcarlos en toda su complejidad ni hallarles una solución adecuada. El pro y el contra pesan tanto en nuestro ánimo, quizá debido a un sentido excesivo de la responsabilidad, que paraliza la voluntad de acción y nos vuelve impotentes."

A mi padre, Alejandro García:
Comencé esto en febrero del 2018, los meses siguientes hice cuantas modificaciones pude, insatisfecho con el resultado. Las ideas se esfumaron y  le reste importancia hasta terminar olvidándolo. Creía tener el mundo en las manos, convencido de poseer la respuesta a cualquiera que fuese la pregunta; aunque realmente solo trataba de convencerme de eso.
Tarde o temprano la bomba de mediocridad, de mentira, de dejadez, estalló.
Con esto pretendo dar inicio al camino que me mostraste, reflejar al mundo parte de esta pasión compartida, y finalmente ser quien tanto anhele ser desde hace tiempo.